+34 932 523 900

Recomendaciones para las fotografías de producto en ecommerce

28/02/2019

Una de las obvias limitaciones del comercio online es la imposibilidad de que el consumidor pueda tener el producto en sus manos. Esto constituye una dificultad a la hora de hacer de la compra online una experiencia satisfactoria para el cliente. Transmitir las características y atributos de tus productos de forma visual, en una pantalla bidimensional, es un gran reto que puede determinar el éxito de tu sitio de ecommerce.
La utilización de imágenes en tu tienda online puede incrementar tu tasa de conversión, pero hay distintos factores que influyen en la eficacia de las imágenes para este cometido.

El tamaño de las imágenes

No deben ser necesariamente grandes, el tamaño puede depender del tipo de producto que se vende. Según un estudio realizado por ConversionXL Institute, se determinó que los consumidores responden de forma distinta a los tamaños de imágenes según el tipo de producto que representen. De este modo, el estudio detectó que los bienes de experiencia – productos cuyas características relevantes solo se pueden determinar una vez que han sido adquiridos, como por ejemplo una camiseta- son percibidos por los usuarios con menos valor cuando se utilizan imágenes más grandes. En cambio, los bienes de búsqueda -cuyos elementos característicos pueden ser conocidos por el consumidor antes de adquirirlos, como por ejemplo un disco duro- se perciben como más caros al utilizar también imágenes más grandes.
Lo más recomendable es elegir un tamaño inicial según el tipo de producto y realizar algunas pruebas con distintos tamaños para ver cuál es la medida óptima para las imágenes de tus productos.

La calidad de las imágenes

Las imágenes deben ser de alta calidad y tener la luz adecuada, pero al mismo tiempo, tienen que estar optimizadas para su uso en web. Eso significa que tienen que ser suficientemente grandes como para que la imagen no se vea borrosa, sin ser un archivo tan grande como para afectar la carga de la página. Un tiempo de carga lento puede perjudicar el posicionamiento en los motores de búsqueda de la página, y aumentar la tasa de rebote. Las recomendaciones básicas son: que sean imágenes en alta resolución (300PPP), en formato JPG y que usen el espacio de color RGB. Puedes consultar el documento normativo GS1 Especificaciones para imágenes de productos (en inglés) para conocer todas las especificaciones. Por otro lado, la imagen principal debería mostrar el producto sobre un fondo blanco.

Características del zoom

La función de zoom permite mostrar detalles de los productos, cosa que da más confianza al consumidor. Las imágenes deben estar optimizadas para el zoom, para que no afecte negativamente el tiempo de carga de la página o la experiencia del usuario.
La mayoría de los sitios web de comercio electrónico te permiten configurar la cantidad de zoom que un visitante puede usar para ver tu producto. Sin embargo, es necesario encontrar un equilibrio para esta libertad. Por ejemplo, permitir demasiado zoom puede hacer que tu imagen se desenfoque y que el posible cliente ya no pueda ver correctamente el producto. A su vez, restringir demasiado el zoom de las imágenes también puede ser contraproducente si impide visualizar de forma aceptable los detalles.

Visualización 360º

Mostrar un producto desde distintos puntos de vista y haciendo hincapié en detalles determinados puede mejorar en gran medida la experiencia del usuario. Un buen surtido de imágenes que muestren el producto desde distintos ángulos, puede proporcionar una experiencia similar a tener el objeto en la mano.
Otra manera de mejorar este tipo de experiencia es la utilización de tecnología de imagen dinámica, permitiendo a los usuarios girar la imagen. Según Internet Retailer, las imágenes que rotan pueden aumentar la tasa de conversión un 27% aproximadamente.

Muestra contexto

Las imágenes que muestren tus productos en acción ayudarán a los compradores potenciales a imaginarse ellos mismos utilizando y disfrutando de los beneficios de tus productos. Asimismo, ver el producto en contexto permitirá al usuario hacerse una idea del tamaño exacto del producto, así como de su funcionalidad.

Apela a las emociones

Un estudio reciente publicado en la revista Journal of Neuroscience, Psychology and Economics, expone que los anuncios no-racionales, basados en las emociones, pueden modificar el comportamiento o la opinión de una persona sin que haya un reconocimiento consciente de un mensaje. Esto demuestra que las emociones pueden influir en gran medida en las decisiones de compra de los usuarios. Las imágenes de tu sitio de ecommerce tienen que comunicar las emociones positivas que tu producto pueda aportar, y facilitar que los clientes se identifiquen con ellas y puedan visualizarse utilizando el producto.

Incorpora imágenes con distintos colores de producto

Si una misma versión de tu producto puede adquirirse en distintos colores, es imprescindible que el usuario pueda visualizarlo. Esto se puede hacer a partir de una lista de opciones con la posibilidad de cambiar el color del producto, o simplemente se puede incluir en la galería de imágenes del producto una o más fotografías por cada color.

Enseña funciones ocultas

Si tu producto tiene funciones que no se aprecian a primera vista, es interesante incluir imágenes en las que se muestren estas funciones. Por ejemplo, un sofá que puede abrirse y convertirse en una cama es imprescindible que incluya fotos tanto en forma de sofá como de cama.