+34 932 523 900

Tecnología en auge: altavoces y asistentes inteligentes

29/04/2019

A día de hoy, los nombres Alexa, Siri o Google Home son ya muy populares entre la población. Todo empezó en 2015 cuando Amazon lanzó Echo, un gadget con forma de cilindro con su asistente digital Alexa; y en 2016, Google lanzó Home, con su Assistant. A partir de aquí han ido apareciendo distintas versiones de otras empresas. De esta forma, los altavoces inteligentes llevan ya tiempo en el mercado. Pero desde hace relativamente poco, y gracias a la integración de esta tecnología en teléfonos inteligentes, se están desarrollando plenamente sus funciones, favoreciendo el control y gestión de otros productos y plataformas (Internet of Things).

Localización

Las ventas de altavoces inteligentes aumentaron un 197% de forma interanual en el tercer trimestre de 2018, período en el que este tipo de producto se hizo realmente popular. Con este exponencial crecimiento de los asistentes de voz, y el hecho que ya forman parte del día a día de las personas, las marcas empiezan a interesarse:

  • 1/5 búsquedas se realiza mediante la voz, según Google.
  • El 71% de usuarios de altavoces inteligentes usa el dispositivo al menos una vez al día.
  • 1 de cada 2 prefiere hablar a escribir, y Google tiene más de 500 millones de dispositivos habilitados para su asistente.
  • 600 millones de personas usan un asistente de voz al menos una vez por semana.
  • Estados Unidos, Alemania y España llevan la delantera en cifras de penetración, según un informe de Kantar and Sonar.
  • Alrededor del 30% de las búsquedas se realizarán sin una pantalla para 2020, según Mediapos.

Los asistentes virtuales más populares, no solo en formato de altavoces sino también presentes en la mayoría de smartphones, son Google Assistant, Siri (Apple), Alexa (Amazon), Cortana (Microsoft) y Bixby (Samsung). Amazon declaró a finales de 2018 que había vendido en total más de 100 millones de dispositivos con Alexa (existen más de 150 productos diferentes que incluyen Alexa: bicicletas, cascos de moto, electrodomésticos inteligentes, etc.). Se estima que Google lleva vendidos 52 millones de dispositivos Google Home, y hay más de otros 100 millones de Baidu DuerOS vendidos en Oriente.

El mercado global está dominado por Amazon y Google: Amazon tenía el liderazgo de ventas de altavoces inteligentes en el 3r trimestre de 2018, con un 32% de cuota y en segundo lugar Google con un 23%. El asistente de esta empresa es el más políglota, con 30 idiomas, frente a los 20 de Siri o los 8 de Alexa. Además de estas grandes marcas tecnológicas, está Orange que lanzará su asistente virtual Djingo en España a lo largo de este año. Por otro lado, hace pocos meses que Telefónica sacó al mercado Movistar Home y Aura.

Los usos que se hacen de estos asistentes son todavía básicos. La mayoría de los consumidores tiende a emplearlos para funciones sencillas, como escuchar música o podcasts, ponerse al día de las noticias, escuchar el tiempo o el estado del tráfico o para realizar consultas. Pocos son los usuarios que los emplean para comprar.

Sin embargo, Google Assistant está cambiando las compras online tal como las conocemos, y es importante que los propietarios de tiendas de comercio electrónico adopten este cambio lo antes posible. Un informe de Accenture afirma que el 60% de los británicos que tienen un Echo le gustaría usarlo para comprar, pero sólo el 7% ha hecho alguna compra mediante la interfaz de voz. También existen evidencias de que las interfaces de voz promueven el up selling y las compras recurrentes, cosa que no es de extrañar, ya que cualquier interfaz que facilite el proceso de compra y lo haga más ubicuo tendrá sin duda el efecto de incrementar las ventas. De acuerdo con Bret Kinsella, analista de Voicebot, el mercado de los asistentes de voz está entrando en una segunda fase. A lo largo de los próximos años veremos cada vez más integraciones con lavadoras, televisores o frigoríficos.

De acuerdo con un artículo de Google sobre los propietarios de Voice Speakers, el 52% de los usuarios aceptaría ofertas y promociones. Y esto explica por qué se está empezando a hablar de “Voice Commerce”, así como también de hacer SEO para los altavoces inteligentes. Esto implica adaptar el contenido que se presenta en red para que Google lo seleccione como la mejor opción que mostrar al usuario cuando éste haga una búsqueda por voz. Las recomendaciones para construir buenas experiencias en mobile (desde reducir el tiempo de carga o aplicar diseños responsive hasta utilizar funcionalidades adaptadas) pueden ser un punto de partida para adaptarse a los asistentes de voz.

Kayak es una de las empresas que están adaptándose ya a esta nueva tecnología. La empresa ha desarrollado una aplicación para su buscador basada en Alexa que permite a los usuarios realizar búsquedas de vuelos, reservar habitación o alquilar un coche todo a través de la voz. Este asistente procesa la petición, busca en los datos de Kayak y transmite la respuesta convirtiéndose así en parte del servicio.

El informe ‘IA, el futuro del Retail’, valora cómo la Inteligencia Artificial revolucionará el sector haciendo un repaso de las principales tendencias del momento y los retos y oportunidades que estas suponen para pequeñas y medianas empresas. Entre las 8 oportunidades clave de la inteligencia artificial que identifica en el sector están los Interfaces virtuales: los nuevos asistentes digitales que utilizan la voz como interfaz principal serán uno de los principales recursos empleados en el comercio electrónico. Gracias a esta tecnología los comercios podrán interactuar con sus usuarios de la misma forma que lo harían dos personas, construyendo una relación más fluida y directa entre ambas.

El auge de los altavoces inteligentes y la recomendación por voz puede convertir al algoritmo en el rey de la compra: la inteligencia artificial pasará a convertirse en prescriptora. En opinión de Toni Valls, el reconocimiento de voz y otras tecnologías basadas en la inteligencia artificial, atraerán nuevos clientes al ecommerce.

El porcentaje de gente que usa asistentes de voz sigue aumentando vertiginosamente. Al boom del año pasado le seguirá, según eMarketer, una etapa de crecimiento algo más moderado. Se deben superar primero las barreras de falta de confirmación visual, la alta probabilidad de realizar un pedido erróneo y la incapacidad para comparar precios fácilmente para que se incremente la adopción de esta tecnología a la hora de realizar compras online.