+34 932 523 900

6 consejos para elaborar descripciones de producto que vendan más

28/02/2019

En un contexto en el que el ecommerce está ganando terreno a gran velocidad, y en el que cada vez más empresas y negocios se enfocan a este canal, es imprescindible disponer de estrategias para hacer destacar tu producto por encima del de la competencia.
Uno de los elementos que influyen en las decisiones de los compradores online son las descripciones de los productos. Una mala descripción puede hacer que un producto no aparezca en la búsqueda de un cliente, o que haya una penalización por contenido duplicado.
Por este motivo, es necesario tener en cuenta distintos factores a la hora de redactar descripciones más eficaces, que puedan captar la atención de los clientes y hagan que se decidan a comprar tu producto.

1. Pensar en el target de tu producto

El cliente siempre debe ser la primera consideración a la hora de vender, tanto en tu tienda física como en tu tienda online. De este modo, conocer a tu cliente es básico a la hora de describir un producto. Saber las preferencias de los consumidores, así como sus aficiones o estilo de vida, te puede permitir realizar descripciones que llamen la atención de tus clientes ideales. Además, te permite centrar tu oferta en sectores determinados de compradores online. El análisis de tus clientes mediante SEO es una buena opción para obtener este conocimiento.

2. Escribir con brevedad y claridad

Es recomendable que las descripciones de tus productos se puedan leer en menos de 3 minutos, de modo que deben ser sintéticas y concisas. Eso obliga a destacar los puntos fuertes de tus productos en poco espacio, de modo que debes centrarte en lo que hace de tu producto la mejor opción. Si hay diferentes versiones de un mismo producto, se tendrán que especificar estas diferencias, pero sin perder la brevedad.

3. Utilizar un vocabulario preciso y una ortografía correcta

Palabras que no se pueden cuantificar, tales como “excelente” o “magnífico”, no inspiran confianza en el cliente. Debes poder dar a conocer la calidad de tu producto o de tu servicio con conceptos concretos que no confundan al comprador. Por ejemplo, no es lo mismo decir “Entrega rápida excelente” que “Entrega en dos días”.
Asimismo, debes asegurarte de que las descripciones de tus productos no tienen faltas de ortografía o errores gramaticales. Eso no solo hará que la lectura de los clientes sea más cómoda y rápida, sino que una descripción con faltas ortográficas puede hacer que los productos ni siquiera aparezcan en sus búsquedas.

4. Potenciar las valoraciones de otros usuarios

A la hora de comprar online, los clientes se basan en gran parte en las valoraciones de otros usuarios para tomar decisiones. La gran mayoría de compradores online dan la misma credibilidad a la valoración de un desconocido que a la de un familiar o amigo. De este modo, es importante que puedas destacar las valoraciones de tus productos para que se vean de forma fácil y sean accesibles. Una tienda que esconde las valoraciones no despertará la confianza del cliente. Según internet Retailer, añadir valoraciones de tus productos en tu tienda online, puede incrementar la tasa de conversión de tu ecommerce de un 14% a un 76%.

5. Utilizar fotos y vídeos

La gran diferencia entre la compra en tienda y la compra online, es que en esta última el cliente no puede tener el producto en sus manos para darle un vistazo antes de comprarlo. La manipulación de un producto físico empuja a la gente a querer comprarlo más. Para poder substituir esta manipulación en tienda, debes utilizar fotografías desde distintos puntos de vista, así como vídeos del producto, para que el cliente pueda hacerse una mejor idea de lo que está comprando. En este artículo encontrarás recomendaciones sobre cómo tienen que ser las imágenes y vídeos.

6. Buscar la proximidad

Buscar un acercamiento con tu cliente es una manera de despertar la confianza de los consumidores en tus descripciones. Incluir una sección de “Sobre nosotros” con una presentación de tu empresa, de lo que te motiva, etc., te acercará al cliente y hará que se sienta más relajado. Debes hacer que tu tienda online sea una extensión de tu tienda física, en la que el cliente pueda sentirse igual de cómodo.